Una cerámica recuerda que los terrenos del colegio ‘San José’ fueron donados por el obispo Carrascosa

El alcalde, Julián Nieva, descubrió esta placa instalada en la fachada del centro a petición de la asociación ‘El Zaque’

Desde este lunes, una placa-cerámica sobre la fachada del colegio ‘San José’ recuerda que los terrenos donde las Religiosas Concepcionistas Misioneras de la Enseñanza levantaron este centro fueron donados por el obispo Carrascosa. Diez años después de su muerte, los recibió en 1906 la fundadora de la congregación y del colegio, Santa Carmen Sallés.

Bajo una tímida lluvia que no impidió la asistencia de una representación de la comunidad educativa y religiosa del colegio ‘San José ni de miembros del colectivo ‘El Zaque’, el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, descubría a primera hora de este lunes en la calle Virgen del Carmen una cerámica que recuerda esta donación gracias a la que las Religiosas Concepcionsitas abrieron su colegio en esta ciudad. “Madre Carmen soñaba con educar mentes y corazones, y aquí hubo un obispo, Carrascosa, que permitió cumplir esos sueños”, destacó Madre Dolores Velasco, directora general del Colegio ‘San José’.

Realizada por la ceramista Isabel González y por la ilustradora Marta Maeso, con dos imágenes que representan al obispo Carrascosa y a Santa Carmen Sallés, la placa explica que “esta casa-convento de Religiosas Concepcionistas y Colegio de San José, se levantan sobre terrenos donados por el manzanareño D. Pedro José Sánchez-Carrascosa y Carrión (1823-1896), obispo dimisionario de Ávila, y recepcionados el 18 de abril de 1906 por Santa Carmen Sallés Barangueras (1848-1911) fundadora de la Congregación y de este colegio”. La cerámica se completa con los escudos del Ayuntamiento y, a ambos lados, el de ‘El Zaque’ y el de las Concepcionistas de Manzanares.

Pedro José Sánchez-Carrascosa donó estos terrenos en los que, desde el siglo XVI, hubo un convento carmelita, de ahí el nombre de la calle. Esta donación, que se concretó diez años después de la muerte del obispo gracias a la implicación del párroco Inocente Hervás y de Madre Carmen Sallés, ha permitido cultivar la educación en Manzanares desde hace 117 años.

Francisco Contreras, en nombre de la asociación ‘El Zaque’, agradeció al alcalde, Julián Nieva, que haya materializado todas las propuestas de instalación de murales cerámicos conmemorativos que este colectivo ha realizado, en la que participan artistas locales y que recupera la tradición ceramista de la localidad.

Julián Nieva destacó la importante labor pedagógica de la comunidad Concepcionista en Manzanares desde hace más de un siglo, cuando el analfabetismo era muy elevado en nuestro país. Por ello, alejado de sectarismos, destacó la importancia de que la sociedad camine unida para seguir avanzando. “Además de hacer ciudad, hacemos algo más importante, que es hacer sociedad, y si caminamos juntos para alcanzar todos los retos, el ser humano será imparable”, declaró el alcalde.

Por ello, para concluir el sencillo acto de este lunes, Madre Dolores parafraseó el lema de Santa Carmen Sallés y de su colegio: “Adelante, siempre adelante. Dios proveerá”.