‘Tócate antes de que te toque’, la importancia de la autoexploración mamaria

El Centro de la Mujer acogió este taller impartido por AMUMA, enfocado a la prevención del cáncer de mama

La detección precoz del cáncer de mama puede ser clave para un mejor pronóstico de esta enfermedad. En este sentido, el área de Políticas de Igualdad ponía en marcha el taller ‘Tócate antes de que te toque’, sobre autoexploración mamaria. La presidenta de AMUMA, Sonia Marchán, fue la encargada de impartir esta formación, que tuvo lugar ayer en el Centro de la Mujer de Manzanares.

El empoderamiento también pasa por la formación de las mujeres, especialmente, en el ámbito de la salud. Un aspecto por el que apuesta el área de Políticas de Igualdad a través del Centro de la Mujer, poniendo a disposición de la ciudadanía diferentes propuestas educativas de todo tipo. Así lo destacó la concejala responsable, Laura Carrillo, que asistió al taller de autoexploración ‘Tócate antes de que te toque’.

“Una vez más apostamos por educar en salud porque consideramos muy necesaria la prevención y actividades como esta son fundamentales para tener un mejor autoconocimiento de nuestro cuerpo y para detectar los primeros signos y síntomas de cualquier enfermedad”, destacó Carrillo.

La actividad estuvo impartida por la presidenta de Asociación de Cáncer de Mama y Ginecológico de Castilla la Mancha (AMUMA), Sonia Marchán, que explicó la importancia de esta práctica en la detección precoz del cáncer de mama, con el fin de reducir al máximo el riesgo de gravedad. “Es fundamental insistir para intentar concienciar a la población de la importancia de que acudan a los programas de cribado y que se realicen todos los meses la autoexploración mamaria, porque permite diagnosticar tumores de mama en estadios más iniciales, lo que supone una mejora directa en la tasa de supervivencia de los pacientes”.

Además, la ponente ofreció a las asistentes determinadas claves para la prevención de esta enfermedad y expuso algunos de los mitos más comunes en torno al cáncer de mama. Marchán subrayó también que la autoexploración debe realizarse a partir de los 18 años y a lo largo de toda la vida de la mujer ya que, aunque el cáncer de mama se da mayoritariamente entre los 45 y los 60 años, en el resto de edades “el riesgo no es cero”.

Asimismo, recordó que sólo el 10% de los tumores de mama son hereditarios; en un 90% es una enfermedad esporádica que no está relacionada con antecedentes genéticos.