San Blas se vuelve a citar con la ciudadanía manzanareña

Las fiestas en honor a este obispo y mártir se celebran entre este miércoles y el viernes 3 de febrero

Tras San Antón y la Virgen de la Paz, la próxima parada del calendario de los Santos Viejos 2023 en Manzanares son las fiestas en honor a San Blas. Dan comienzo mañana con el rosario y la novena y se alargarán hasta el viernes 3 de febrero, festividad de San Blas, cuando la imagen del obispo y mártir procesionará por las calles del barrio.

La cofradía y la asociación de vecinos del barrio han presentado la programación de las fiestas en honor a San Blas. Los actos se inician este miércoles horas con el rosario y la novena de San Blas, que se celebrará todas las tardes a las 17:30 horas hasta el jueves 2 de febrero

La presentación de las fiestas está fijada para este sábado (28 de enero) a las 18 horas en la ermita con el tradicional pliego de cordel del colectivo ‘El Zaque’, que en esta ocasión se titula ‘Familias, personas y personajes del barrio de San Blas’ y que ofrecerá a los asistentes Francisco Contreras. Posteriormente, a las 18:15 horas, habrá una actuación musical.

El jueves 2 de febrero se quemará la hoguera frente a la ermita. No faltará el reparto de caldo caliente por parte de la asociación de vecinos (calle San Blas, 1) a cambio de un donativo de 50 céntimos.

Las fiestas de 2023 finalizarán el viernes 3 de febrero, festividad de San Blas, con una misa a cargo de los sacerdotes de la Unidad de Acción Pastoral de Manzanares a las 11 horas y con la procesión de la imagen de San Blas por las calles del barrio a partir de las 17 horas. La comitiva irá acompañada por la banda de música de la AMC ‘Julián Sánchez-Maroto’ y desde la cofradía invitan a acompañar a San Blas en la procesión a los niños y niñas que lo deseen, “a ser posible ataviados con el traje típico manchego”, así como a los mayores “con el blusón usado desde antiguo en nuestra localidad”. Asimismo, recuerdan que los días 2 y 3 de febrero estará expuesta al público la reliquia y que los últimos días del novenario estarán a disposición de los devotos las tradicionales rosquillas del santo.