Manzanares seguirá reduciendo la presión fiscal

Julián Nieva anuncia el mantenimiento de medidas de apoyo a la hostelería, la congelación de impuestos y eliminación de algunas tasas

Manzanares seguirá siendo uno de los municipios con menor presión fiscal de la provincia. Así lo anunció el alcalde, Julián Nieva, en la última edición del programa ‘Despacho Abierto’ de Manzanares10TV. No se subirán los impuestos, se eliminarán tasas y se mantendrán las medidas de apoyo a la hostelería. En cuanto a las plusvalías, en Manzanares ya estaban exentos quienes no obtenían beneficio.

Una vez confirmada la sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba el impuesto de plusvalías y aprobado el Real Decreto-Ley que lo modifica, el Ayuntamiento de Manzanares tendrá que modificar la correspondiente ordenanza. Según avanzó el alcalde, anualmente se recaudan en este municipio unos 350.000 euros por este concepto. Con el cambio, “no habrá grandes diferencias”, ya que en Manzanares se aplicó de oficio la sentencia desde marzo de 2017 y el Ayuntamiento exime el pago del impuesto de plusvalías cuando se acredita una situación de pérdida patrimonial en los casos de venta, herencia o donación de inmuebles cuyo valor se haya reducido desde su adquisición hasta su transmisión. Las personas interesadas podrán optar por la opción que le resulte más beneficiosa en la liquidación.

De impuestos y presión fiscal habló el alcalde en ‘Despacho Abierto’, donde anunció que, además de eliminar tasas como la del certificado de empadronamiento o la de participación en procesos selectivos -que irá al próximo pleno-, no se subirán impuestos en lo que resta de mandato. “Como mínimo, se mantendrán impuestos que ya son de los más bajos de la provincia”, avanzó Nieva. Todo ello es posible gracias a los ingresos generados por la instalación de plantas fotovoltaicas.

Al mismo tiempo, el municipio mantendrá medidas como la eliminación de la licencia de apertura para comercios o las que se adoptaron para apoyar a la hostelería ante la incidencia de la pandemia y que les permitió ampliar la superficie de sus terrazas.

El alcalde también habló del total apoyo del consistorio al pequeño comercio y de su disposición a estudiar y aplicar cualquier medida que ayude a superar la situación generalizada del sector, muy castigado por el comercio electrónico. Nieva cree que la transformación de la ciudad, con más zonas semipeatonales, redundará en los negocios. “No me agrada ver los bajos comerciales cerrados. Aquí tienen un aliado en el equipo de gobierno y hago un llamamiento a comprar en el pequeño comercio”, dijo durante la entrevista.

Sobre la incidencia que tendrá en el centro de la ciudad el cierre de los dos supermercados de Mercadona debido a la apertura el día 22 del nuevo establecimiento que la cadena ha construido en la Carretera de La Solana, el alcalde deseó que esos locales puedan ocuparse por otros operadores que “tendrán la colaboración municipal”, y confirmó el interés de otras firmas del sector por establecerse en Manzanares.

Entre tanto, el Ayuntamiento no ceja en su apuesta por el desarrollo empresarial. Julián Nieva recordó la importante campaña de promoción que se ha iniciado para vender suelo industrial en el nuevo polígono del Sector 5 que se está ejecutando y cuyas segunda y tercera fases se acometerán en el ejercicio de 2022. Que Manzanares ofrezca suelo industrial desde 40 euros el metro cuadrado, incluso más económico en función del empleo generado, ha tenido repercusión en medios nacionales.

Nieva también confirmó reuniones con el Gobierno de Castilla-La Mancha con el objetivo de desarrollar el sector 6, frente al Nuevo Manzanares, donde la Junta dispone de más de un millón de metros cuadrados, con el objetivo de estar preparados ante inversiones empresariales de grandes dimensiones. En el espacio mensual de la televisión municipal también habló de los pasos para declarar la fábrica de harinas como Bien de Interés Cultural (BIC) y para ampliar el bulevar de la Avenida de Castilla-La Mancha en el tramo próximo a los silos.