Los temas económicos centran el debate de un pleno en el que Nieva apela al consenso

La corporación guarda un minuto de silencio por las dos víctimas mortales que ha dejado la COVID-19 en la ciudad en el último mes

El alcalde, Julián Nieva, se mostró orgulloso “del pulso que tiene Manzanares”, que vuelve a presentar optimistas datos laborales y económicos cuyo mérito atribuyó a toda la sociedad manzanareña, a la que también agradeció su mayoritaria “responsabilidad” frente a la actual situación provocada por el coronavirus. Lo dijo en el pleno celebrado este lunes, en el que imperó un consenso al que el primer edil apeló a futuro. La Cuenta General de 2018 y una moción del PP fueron los únicos puntos de desacuerdo.

El Ayuntamiento de Manzanares celebró este lunes el pleno ordinario que hubiera correspondido en el mes de agosto. Volvió a ser a puerta cerrada, con distanciamiento entre los corporativos, y pudo seguirse en directo por la televisión y medios digitales municipales. A propuesta del alcalde, la sesión comenzó con un minuto de silencio por las dos víctimas mortales que ha dejado la COVID-19 en la ciudad en el último mes.

Fue el primer pleno sin la portavoz socialista, Beatriz Labián, cuya renuncia como concejala fue aprobada por los tres grupos municipales, que coincidieron en agradecer su trabajo en el Ayuntamiento durante los últimos 14 años y le desearon suerte en su nueva etapa personal y profesional. Prado Zúñiga, que intervino como portavoz del equipo de gobierno, expresó el reconocimiento del Grupo Socialista “a una de las mujeres más importantes” en la política municipal de Manzanares. Hizo un repaso a las distintas delegaciones que ha ocupado desde 2006 y resaltó, sobre todo, su labor en materia de igualdad, haciendo que este Ayuntamiento sea referente regional en la materia. “Ha abanderado la política a favor de la igualdad entre hombres y mujeres y contra la violencia de género”, resaltó Zúñiga, para quien Labián “se marcha dejando la puerta abierta y con el aval de 14 años de trabajo bien hecho”. Laura Carrillo tomará posesión como concejala socialista en el siguiente pleno ordinario.

La sesión continuó por el cauce de la unanimidad en la mayoría de puntos. Así fue aprobada una bonificación del 77,4% del Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) para una empresa; la modificación del inventario de bienes por la incorporación de una parcela de 410 metros cuadrados; la rectificación de este inventario a 31 de diciembre de 2018, que refleja un incremento favorable al Ayuntamiento de casi dos millones de euros respecto a un año antes; una modificación puntual del Plan de Ordenación Municipal (POM) para cambiar la calificación urbanística de la parcela de la Casa Josito de uso residencial a dotacional, con el fin de albergar los Servicios Sociales municipales y cuyas obras de adecuación fueron adjudicadas minutos antes del pleno en Junta de Gobierno; la desafectación de varios tramos de los caminos de las Moralas y de la Casa del Monte para facilitar la instalación de plantas fotovoltaicas; y la propuesta de incoación de expediente de incautación de la garantía al Grupo Inmomancha 2004 por incumplimiento del convenio suscrito con el consistorio. Tras una prórroga, no ha presentado su proyecto de edificación en la parcela del antiguo Casino, en la calle San Marcos, que conllevaba la obligación de entregar un local al ayuntamiento.

En cumplimiento del compromiso de alcaldía de rendir cuentas trimestralmente, la Corporación quedó después enterada del avance de liquidación del presupuesto a 30 de junio de 2020. Fue antes de que llegara el primer asunto de desacuerdo de la sesión. Ocurrió en la aprobación de la Cuenta General de 2018, que salió adelante con los votos a favor del Grupo Socialista, en contra del Grupo Popular y la abstención de la única edil de UCIN.

Cuenta General

Los grupos de la oposición reprocharon que esta cuenta de 2018 no cumple con los plazos legales en los que debía haberse aprobado y que, de esta forma, se convierte en un mero trámite administrativo. Desde UCIN, Pilar Maeso señaló que reflejan que no hay equilibrio presupuestario y, al igual que hizo el Grupo Popular, pidió que se dote de más personal al área de Intervención con el fin de poder presentar esta cuenta antes del 1 de junio del siguiente ejercicio.

La portavoz Popular, Rebeca Sánchez-Maroto, reconoció que esta cuenta no ha tenido alegaciones ni reclamaciones. Sin embargo, a modo de reflexión, repasó las diferentes partidas que reflejan las cuentas y criticó las que presentan desviaciones respecto a las previsiones presupuestarias o la existencia de partidas pendientes de pago, por ejemplo, por parte de la Diputación. Tras defender la gestión económica y de empleo que hizo el PP en el gobierno municipal entre 2011 y 2015, Sánchez-Maroto dijo que la deuda viva municipal se incrementa cada año y que el paro ha descendido en Manzanarres desde 2015 en 411 personas, no en 700.

Desde el gobierno municipal, tanto su portavoz como el alcalde defendieron “la importante gestión realizada” con esas cuentas en beneficio de toda la ciudad. Prado Zúñiga recordó que a ese déficit que presenta la cuenta de 2018 “se le da la vuelta” en la de 2019, que tiene resultados positivos y negó que se incremente la deuda municipal, por lo que pidió al Grupo Popular que no sume la deuda a corto con la de largo plazo, ya que la primera se elimina en cuanto se cobran los tributos municipales a final de año.

El alcalde lamentó que con la excusa de los plazos -“que nunca se han cumplido en la Cuenta General”, recordó Nieva- no se reconozcan todos los proyectos y realizaciones que se lograron con las mismas y que repasó el primer edil, con proyectos tan cuantiosos como la nueva cúpula del pabellón de Fercam, la restauración de la fachada de la Casa Consistorial, la renovación de redes de abastecimiento por un millón de euros, la rehabilitación del torreón de Larios y del Molino Grande, nuevos sistemas de bombeo de agua potable y planes de empleo como el que construyó la mediana de la Avenida del Parque.

Julián Nieva, que destacó el trabajo del personal de Intervención y Contabilidad, recordó que no se puede incrementar el personal de estos departamentos porque actualmente lo impide la ley que hizo el ministro Montoro durante el gobierno de Rajoy.

Llamamiento al consenso

Durante este debate, el alcalde hizo un llamamiento al consenso de todos los grupos debido a la situación que se vive con la crisis sanitaria y a la incertidumbre que provoca. Por ello, “como la sabiduría absoluta no la tenemos nadie al tomar decisiones”, dijo que hay que pensar en el plazo corto, incluso en la elaboración del próximo presupuesto, “más complejo que nunca” y para el que espera el apoyo y propuestas de la oposición municipal.

Frente a la disputa política, Nieva mostró su disconformidad ante críticas que, a su juicio, no se ajustan a la realidad de un municipio que presenta los datos más bajos de paro en la provincia en poblaciones de más de 5.000 habitantes, que tiene menos desempleo que antes de la pandemia y que ha pasado de 2.200 en parados en 2015 a 1.492. También dijo que con las plantas fotovoltaicas no se ha vendido humo, como acusó el PP, y que todo lo que anunció se ha cumplido. De 9 plantas, 8 ya tienen licencia y cinco están en obras. Y para 2021 anunció nuevos proyectos que sumarán más de 200 megavatios. Por ello insistió en pedir a la oposición que no distorsione la realidad de una ciudad de cuyo “pulso” se mostró orgulloso, como demuestran los proyectos empresariales en ejecución. “Dicen lo contrario de lo que es y no hacen un favor a nuestra ciudad. Queda mucho por pelear y lo tenemos que hacer juntos”, concluyó el primer edil antes de recordar que los ciudadanos ya valoraron con su voto las cuentas de 2018.

Moción del PP

El otro tema sin unanimidad llegó con la moción presentada por el PP para instar al Gobierno de España a no utilizar los remanentes de las entidades locales. Obtuvo el apoyo de UCIN y los votos en contra del Grupo Socialista, por lo que fue desestimada. Para los populares, el Gobierno de España pretende disponer de los remanentes que han generado los ayuntamientos con su buena gestión económica. Rebeca Sánchez-Maroto habló de “chantaje inaceptable” y de inconstitucionalidad ya que va contra la autonomía municipal.

Para el equipo de gobierno, el citado decreto del Gobierno, que debe pasar los trámites parlamentarios, es ventajoso y no obliga a ningún ayuntamiento, ya que es voluntario, y permite recibir inmediatamente un 35% de lo aportado para invertir en los municipios, recibiendo el resto de la aportación en las siguientes anualidades. Julán Nieva explicó que esta medida permite a los ayuntamientos gastar un remanente que actualmente no pueden utilizar por la ley de estabilidad y, a cambio del préstamo, reciben un 35% más.