López-Villalta llama “sinvergüenza” a la portavoz del equipo de gobierno

Laura Carrillo acababa de pedir su dimisión por haber actuado en contra de los intereses del Ayuntamiento de Manzanares

El pleno del Ayuntamiento de Manzanares ha vivido este lunes un nuevo episodio de crispación. Durante la intervención de la portavoz socialista ha habido numerosas interrupciones por parte de ediles del Grupo Popular. Cuando Laura Carrillo ha terminado, y tras pedir la dimisión de Alfonso Manuel López-Villalta por haber actuado contra los intereses de este consistorio, el concejal del PP la ha llamado “sinvergüenza” en repetidas ocasiones.

En la sesión se daba cuenta de la renuncia de López-Villalta al procedimiento judicial en el que, como procurador, actuaba en contra de los intereses del Ayuntamiento de Manzanares, lo que generaba incompatibilidad con el cargo de concejal, según la legislación. Cuando la portavoz socialista hacía una valoración política del asunto y pedía la dimisión del edil del PP, ha sido interrumpida repetidamente por el aludido y por otros miembros del Grupo Popular.

El alcalde ha tenido que llamar al orden a los ediles populares y pedir respeto a la institución plenaria y que se cumpla el reglamento sin interrumpir a Carrillo. Nieva también ha sido interrumpido por López-Villalta al decir con tono de voz elevado “¡eso es mentira!”, por lo que ha recibido una advertencia de la alcaldía.

Cuando la portavoz socialista ha terminado su intervención al tercer intento e insistía en pedir una disculpa pública por parte del PP y la dimisión de López-Villalta por el asunto de la incompatibilidad, ha vuelto a ser contestada por el edil popular, con menciones al trabajo que Carrillo hace como fisioterapeuta y llamándola “sinvergüenza” hasta en tres ocasiones.

A pesar de todo, y tras plantearse desde la alcaldía la posibilidad de suspenderse la sesión, ésta ha seguido con el desarrollo del orden día. Sin embargo, nada más terminar, Alfonso Manuel López-Villalta, señalándola con el dedo, ha increpado a la concejala socialista Isabel Quintanilla por haberle pedido que se calle. “No me digas que me calle. Ya está bien. No eres mi madre ni nadie”, ha dicho mientras los corporativos salían del pleno.