La Guardia Civil desarticula una banda que había realizado hurtos en entidades bancarias

Se ha procedido a la detención de seis personas y se han recuperado 6.700 euros de uno de los delitos cometidos por este grupo

La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal especializada en hurtos al descuido en entidades bancarias. En concreto, ha detenido a seis personas y ha recuperado 6.700 euros de uno de los delitos cometidos por este grupo. La investigación se inició tras un aviso en una sucursal bancaria de Manzanares.

Según informa la Guardia Civil en nota de prensa, el personal de la sucursal manzanareña avisó de la presencia de dos personas que utilizaban auriculares para comunicarse entre ellos y que comenzaron a generar confusión dentro del establecimiento al realizar preguntas de manera insistente mientras despistaban a uno de los trabajadores y tiraban dinero al suelo.

Dadas las sospechas generadas, la Guardia Civil inició una investigación para identificar a estas personas, que salieron huyendo de forma precipitada cuando observaron que los empleados alertaron a la Benemérita.

Fruto de las investigaciones se localizó a dos hombres que, de manera discreta, realizaban acciones sospechosas tales como cambiarse prendas de vestir, mascarillas de otro color, gorra, etc, minutos antes de ser identificados.

De forma paralela, los investigadores tuvieron conocimiento de que esa misma mañana se produjo un hurto al descuido en esa misma sucursal, en la que uno de los empleados fue víctima de un hurto de 21.665 euros.

Los guardias civiles localizaron un vehículo que se dio a la fuga a gran velocidad cuando intentaron cometer un nuevo hurto en otra entidad diferente de Manzanares. En su huida, estos dos varones dejaron parte de sus pertenencias en el interior del vehículo. En el momento de realizar la inspección ocular del mismo, los agentes encontraron en el asiento trasero una caja de cartón que contenía 6.700 euros en efectivo.

Tras varios seguimientos, localizaron en una estación de autobuses a estos dos varones que fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de hurto y pertenencia a organización criminal.

Finalmente, y tras varias pruebas más aportadas al caso, la Guardia Civil comprobó que se trataba de una organización criminal compuesta por seis personas, con roles y tareas totalmente definidos, en los que las dos personas que huyeron del vehículo son las que presuntamente cometieron el hurto en la primera entidad bancaria de Manzanares, en colaboración con el resto de integrantes de la organización.

Tras obtener mandamientos de búsqueda y detención por parte de la autoridad judicial, estos fueron detenidos. Las diligencias han sido puestas en conocimiento de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Manzanares.