Javi Márquez se sentará en el banquillo del BM Villa de Aranda

El técnico manzanareño se reencuentra con la División de Honor Plata con el objetivo “de asegurar la permanencia” de un equipo que ha tenido un mal comienzo de temporada

Poco le ha durado el periodo sabático a Javi Márquez. El entrenador manzanareño, que la pasada temporada dirigió al BM Cisne de Liga Asobal, se sentará en el banquillo del BM Villa de Aranda de División de Honor Plata. El club burgalés busca con este fichaje darle la vuelta a su mal inicio de campaña.

El Tubos Aranda Villa de Aranda no ha empezado bien la competición: ha perdido los tres partidos que ha disputado, ocupando actualmente la última posición de la clasificación. Este bache ha llevado a la junta directiva a apostar por un relevo en el banquillo y el elegido para comandar la nave hasta final de temporada es Javi Márquez.“Es un club de referencia en nuestro país. Tiene experiencia en Liga Asobal, cuenta con una buena estructura y una gran afición que siempre llena el pabellón. Tengo muchas ganas de afrontar esta nueva aventura en mi carrera”, confiesa en el micrófono de Manzanares10TV.

El técnico manzanareño tiene ante sí un difícil reto: intentar cambiarle la cara, “y sobre todo el ánimo”, al equipo para asegurar su presencia la próxima temporada en División de Honor Plata, la segunda categoría más alta del balonmano nacional masculino.

Aunque el conjunto amarillo tiene partido en Guadalajara este fin de semana, Márquez no empezará a trabajar hasta el próximo lunes. Su debut en el banquillo amarillo será el miércoles en la primera ronda de la Copa del Rey contra el BM Benidorm. Tres días después, se reencontrará con la División de Honor Plata enfrentándose al Unión Financiera. Ambos encuentros se disputarán en su nueva casa, el pabellón ‘Santiago Manguán’. “Quedan 27 partidos de liga. Prácticamente estamos iniciando la temporada, así que tenemos tiempo de sobra y plantilla suficiente para revertir la dinámica”.

Reencuentro con viejos amigos

Serán unos meses especiales para Javi Márquez, que ya ha señalado en rojo varias citas del calendario: la visita al pabellón ‘Quijote Arena’ para enfrentarse al ID Energy Caserío de Ciudad Real el 10 de diciembre o el regreso a la que fue su casa la pasada campaña, la pista del Club Cisne, el 24 de marzo. “A pesar del desenlace, la del año pasado fue una experiencia muy buena. Sigo manteniendo mucho trato con mucha gente del club y seguro que serán partidos muy especiales tanto cuando los recibamos en Aranda de Duero como cuando viajemos a Pontevedra”.