El pregón de Ángel Camacho da comienzo a las fiestas en honor a la Virgen de la Paz

Los actos religiosos se celebrarán entre el jueves y el domingo en la parroquia de Altagracia

Tras San Antón, el ciclo de los Santos Viejos continúa en Manzanares con las fiestas en honor a la Virgen de la Paz. Unas fiestas que comenzaron el domingo con el pregón de Ángel Camacho y que desde la hermandad confían que sea “de transición”, ya que este año únicamente se van a celebrar los actos religiosos.

Por segundo año consecutivo, la parroquia de Altagracia abrió sus puertas para acoger a la hermandad Virgen de la Paz y Oración en el Huerto, que de esta forma puede celebrar parte de sus fiestas con total seguridad. El pistoletazo inicial tuvo lugar el domingo con el pregón, honor que este año ha recaído en Ángel Camacho. “He querido centrar mi discurso en la paz, algo que tanta falta nos hace en estos momentos”, explicaba. “Es una gran alegría y un orgullo que hayan pensado en mí para ser pregonero, pero creo que es un guiño a toda mi familia, no sólo a mi persona”.

La hermana mayor entregó a Ángel Camacho una placa conmemorativa por su pregón. Por su parte, Maite Cabrera, pregonera de las fiestas en 2020, recibió la medalla de la hermandad.

Triduo y eucaristía solemne

Una vez realizado el pregón, las fiestas continúan esta semana en la parroquia de Altagracia, donde se llevará a cabo el triduo en honor a la Virgen de la Paz entre el jueves y el sábado: a las 18:30 horas el rosario y la liturgia, y a las 19 horas la celebración de la eucaristía por los sacerdotes de la Unidad de Acción Pastoral. Ellos también serán los encargados de oficiar la eucaristía solemne el domingo a las 12:30 horas.

De forma paralela, la ermita de la Virgen de la Paz permanecerá abierta al público que quiera rezarle a la imagen el sábado (de 11 a 13 y de 17 a 19 horas) y el domingo (de 10 a 12 y de 17 a 19 horas).