El hospital de Manzanares vuelve a quedar sin pacientes ingresados por Covid

Esta situación no se producía desde el verano

El número de pacientes ingresados por Covid en los hospitales es otro de los indicadores sobre la evolución de la pandemia. Los buenos datos en cuanto a la reducción de nuevos positivos también se reflejan en la disminución de la presión hospitalaria. En el caso del hospital ‘Virgen de Altagracia’, este lunes volvía a quedarse sin ‘pacientes Covid’, circunstancia que no se producía desde verano.

Tras más de una semana con uno o dos pacientes ingresados en planta por coronavirus, el hospital de Manzanares se ha quedado sin ingresados por Covid, según los datos notificados por la Consejería de Sanidad este lunes. Actualmente, en la provincia de Ciudad Real permanecen 29 pacientes hospitalizados por esta enfermedad, 11 en el Hospital de Ciudad Real, 9 en el Hospital Mancha Centro, 7 en el Hospital de Valdepeñas, 1 en el Hospital de Puertollano y 1 en el Hospital de Tomelloso. En UCI con respirador permanecen 31 pacientes en esta provincia.

Desde que comenzó la pandemia, que dejó un máximo de 68 ingresados en 1 de abril, la cifra de pacientes disminuyó hasta que el 25 de mayo se comunicó la primera jornada sin hospitalizados por Covid en Manzanares. Posteriormente hubo nuevos ingresos, aunque en junio se sucedieron hasta nueve días consecutivos sin pacientes Covid en el ‘Virgen de Altagracia’, situación que fue más habitual en los meses de julio y agosto. Luego llegaron la segunda y la tercera ola de la pandemia. Esta nos dejó cifras que se aproximaron a los treinta ingresados a primeros de año, que fueron reduciéndose hasta conseguir otra vez quedar a cero.

De todos y todas, así como de las campañas de vacunación, depende que las cifras de contagios y de pacientes no vuelvan a subir. Mascarilla, ventilación, distancia interpersonal e higiene son las mejores recomendaciones.

Castilla-La Mancha ha salido de la situación de “riesgo extremo”, según ha confirmado el Consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, que ha dado a conocer la reducción del horario del toque de queda a partir de este miércoles. Será de doce de la noche a siete de la mañana. No obstante, continúa el cierre perimetral de la región.