El cometa Neowise, a la vista de todos


El cometa Neowise nos da la posibilidad de vivir una experiencia única los días 22 y 23 de julio que no se volverá a repetir en casi 7.000 años

El cometa Neowise, que se lleva observando desde hace unas semanas, será especialmente visible los días 22 y 23 de julio desde todas las regiones de España sin necesidad de telescopio o prismáticos. Se hace presente bajo la constelación de la Osa Mayor entre la puesta de sol y las 23:00 horas.

El pasado 3 de marzo se descubrió un cometa que venía de fuera de nuestro Sistema Solar siendo el tercero que se ha descubierto en lo que llevamos de año y el más brillante de los siete últimos. Este cuerpo celeste se podrá percibir hasta finales del mes de julio, siendo los días 22 y 23 del mismo mes los que se puedan observar de mejor manera y a simple vista, sin necesidad de utilizar telescopio o prismáticos.

El cometa tiene como nombre oficial C/2020 F3, pero al ser descubierto por el telescopio Neowise de la NASA, fue renombrado de tal manera.

No fue hasta el pasado 7 de julio cuando se pudo observar el cuerpo celeste en España, solo en horario de madrugada, debido a que el asteroide se estaba acercando al Sol. Diez días más tarde, el cometa ya era visible tras la puesta de sol hasta las 23:00 horas, ya que volvió a tomar su rumbo. Desde el día 7 hasta el día 21, el cuerpo celeste solo podía ser visto con telescopio o prismáticos. Hoy y mañana el astro alcanzará el punto más cercano a la órbita de La Tierra y no será necesario utilizar dichos instrumentos para verlo, ya que se podrá observar a simple vista mirando hacia el Noroeste, bajo la constelación de la Osa Mayor, más conocida como ‘El Carro’, entre la puesta del sol y las 23:00 horas. Debido al gran parecido con las demás estrellas, Neowise se podrá distinguir en el firmamento por su visión borrosa y por dejar una estela o cola tras de sí. Así aconsejaba Daniel Morales de Astro Experiencias.

Aunque el cometa se aprecie sin ningún tipo de problema es recomendable alejarse a una zona que no tenga contaminación lumínica hacia el norte, facilitando así la observación de este, y a pesar de que no se necesite ningún instrumento, para una mejor experiencia se recomienda utilizar prismáticos.

El astro se podrá ver aun guardando una distancia de 103 millones de kilómetros con La Tierra, la cual es equivalente a 400 veces la distancia que hay de La Tierra hasta La Luna.

Ésta es una experiencia única, ya que la próxima vez que se pueda volver a ver este astro habrán pasado cerca de 6.800 años.

A su vez, el cometa compartirá cielo con dos importantes lluvias de meteoros. Las ‘Deltas Acuáridas’, se han podido observar desde el pasado 12 siendo el día 30 de julio el más propicio para verlas, puesto que es cuando mayor actividad se va a registrar; y las ‘Perseidas’, se han podido ver desde el día 17 de julio siendo el 12 de agosto el día que más se harán presentes en el cielo.