Aventuras conversacionales y literatura: una fructífera comunión

Juan Miguel Gutiérrez de la Solana analizó la relación entre ambos una interesante charla en la biblioteca

La BPM ‘Lope de Vega’ de Manzanares sigue celebrando el Día del Libro con diferentes propuestas para todos los públicos. El pasado jueves fue el turno de la conferencia: ‘Aventuras conversacionales y literatura’, a cargo de Juan Miguel Gutiérrez de la Solana, que descubrió la comunión entre los libros y este género de videojuegos.

La aventura conversacional es un género de videojuego basado en la narración, que en España comenzó a extenderse a mediados de los años 80, en el que la descripción de la situación en la que se encuentra la persona que juega proviene principalmente de un texto y, a su vez, debe teclear la acción a realizar. Una afición que el manzanareño Juan Miguel Gutiérrez de la Solana lleva cultivando desde prácticamente sus inicios y que quiso acercar al público el pasado jueves en su conferencia en la biblioteca.

La actividad se ha enmarcado dentro de la programación del Día del Libro 2024, diseñada desde la BPM ‘Lope de Vega’ de Manzanares y es que, tal y como desarrolló Gutiérrez de la Solana en su charla, estas ficciones interactivas están estrechamente relacionadas con los libros.

Tanto es así, que ha habido grandes obras de la literatura que han sido adaptadas al videojuego: novelas como El mago de Oz, La Isla del Tesoro, Farenheit 451; y cómics como V de vendetta, La antorcha humana, X Men, o los nacionales El jabato, Zipi y Zape…De hecho, tal y como explicó, la adaptación de la novela de Ray Bradbury tuvo tanto éxito que fue la compañía de videojuegos la que le propuso escribir la segunda parte, para poder tener una continuación del videojuego.

Así, el ponente hizo un recorrido por la historia y evolución de este tipo de videojuegos, en los que originariamente se había hecho una importante apuesta por la narrativa, donde los gráficos eran testimoniales y el poder del lenguaje y de la imaginación -como sucede con la literatura- es el gran atractivo. El objetivo: “demostrar el alcance de la literatura, que no solo se reduce a los libros, sino que ha llegado a muchos ámbitos de nuestra vida cultural”, destacó Juan Miguel Gutiérrez de la Solana.