AFADI Manzanares cerró 2021 con un balance muy positivo

Logopedia, psicomotricidad y promoción de la autonomía, son algunas de las actividades desarrolladas por la asociación

AFADI Manzanares realiza un balance muy positivo de las actividades puestas en marcha en el año 2021. Tras la vuelta a la presencialidad, las personas beneficiarias de estos proyectos han podido participar en talleres de logopedia, psicomotricidad y promoción de la autonomía. Todo ello, gracias a las aportaciones de sus socios y las subvenciones recibidas por parte del Ayuntamiento y Fundación ‘La Caixa’ y CaixaBank.

Tras tener que paralizar la atención presencial en el mes de marzo de 2020 a causa de la COVID-19, AFADI Manzanares retomaba sus habituales talleres en 2021, siguiendo las medidas de seguridad y protección contra el virus. Desde la asociación, despedían este atípico año con satisfacción y realizaban un balance muy positivo del desarrollo de todas las actividades, que han sido posibles gracias a la aportación de sus socios, del donativo que ha generado la recogida de tapones en los corazones, así como las subvenciones recibidas por parte del Ayuntamiento y Fundación ‘La Caixa’ y CaixaBank.

Son varios los proyectos que AFADI ha puesto en marcha durante el año en Manzanares, con el objetivo de seguir trabajando por la inclusión y los derechos de las personas con discapacidad.

Así, con el fin de favorecer el desarrollo del lenguaje y la comunicación, se han llevado a cabo sesiones de logopedia, de 45 minutos una vez a la semana. Por otro lado, en el taller de psicomotricidad, se ha trabajado el desarrollo de las habilidades motrices, expresivas y creativas de la persona, basada en la relación psicosomática (cuerpo-mente). En estas actividades se ha atendido a personas con síndrome de Down, trastorno del espectro autista (TEA), retraso en el desarrollo psicomotor, trastorno del neurodesarrollo y parálisis cerebral.

Fomentar la autonomía e integración en la sociedad de personas adultas con diferentes capacidades a nivel intelectual, procurando que puedan llevar a cabo de forma autónoma actividades instrumentales de la vida cotidiana, es el objetivo del proyecto ‘Promoción de la autonomía’. En sesiones de 90 minutos dos días a la semana, las personas beneficiarias han podido trabajar habilidades sociales y desarrollar funciones como, por ejemplo, el manejo del dinero, administrarse la medicación, realizar la compra o tomar decisiones personales para su bienestar.