El acto de clausura de Fercam hace una valoración altamente positiva de esta edición, que había generado un gran interés y expectación, que se han visto materializadas

La Feria Nacional del Campo llega a su recta final. El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, junto al director de Fercam, Pablo Camacho, y el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, han clausurado la quincuagésimo octava edición de Fercam este domingo con la satisfacción de haber aumentado el nivel de visitantes y volumen de negocio.

El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, ha señalado que en los tres años de legislatura, “hemos invertido medio millón de euros en este recinto, una buena parte de ellos gracias a los fondos que recibimos de la Diputación de Ciudad Real”. Y es que, tal y como ha detallado el regidor manzanareño, se asfaltó el recinto, se renovó la cúpula del Pabellón de Muestras, y se ha mejorado el servicio de fibra óptica para ofrecer un mejor servicio a expositores.

El primer edil también ha subrayado que “Fercam crece y se sostiene a un ritmo idéntico al de la ciudad”; de este modo, en la feria se buscan permanentemente soluciones a todas las empresas que quieren participar, y en la ciudad se siguen abriendo posibilidades de negocio en áreas como la logística, el transporte o la industria, el sector agroalimentario o las energías que renovables, que en breve serán referencia en Manzanares con la instalación una de las mayores plantas fotovoltaicas de Europa con cerca de 350 MW de potencia en una superficie de casi mil hectáreas.

Nieva ha aprovechado para poner en valor el trabajo de los que se dedican al sector primario, pero también a todos los empresarios y empresarias de la ciudad, y de “los que son de fuera, y piensan que esta es la ciudad ideal para invertir”. En este sentido, ha puesto de relieve la ubicación estratégica de la localidad y las bajas tasas de desempleo alcanzadas recientemente (que se ubican en el 15% y con tendencia a la baja), aunque el regidor asegura no conformarse y plantea seguir trabajando para seguir reduciendo el paro local.

La 58 edición de Fercam ha contado con 202 expositores, 803 marcas expuestas y una mercancía que roza los 30 millones de euros en un espacio de 120.000 metros cuadrados de exposición, en el que no pueden faltar las tres organizaciones agrarias principales, que a su vez colaboran en la organización de conferencias técnicas. La feria dispone de financiación de entidades como Bankia, Globalcaja, Santander y CaixaBank, la Diputación de Ciudad Real, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, y el Ayuntamiento de Manzanares, y cuenta con una inversión de más de 280.000 euros. Por sus puertas han pasado ya más de 100.000 visitantes de todas las regiones. Todo ello la convierte “en un evento excepcional en el que tenemos que trabajar todos juntos para su consolidación”, concluye Julián Nieva.

La gran despensa de España”

Para José Manuel Caballero, presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, la provincia y la región se convierte en “la gran despensa de España, no sólo por la cantidad, sino también por la calidad” que ofrecen los productos que aquí se elaboran. Por ello, Caballero ha puesto en valor el papel que juegan la agricultura, la ganadería, la caza y los servicios relacionados, principales potenciales de empleo, focalizando en “los hombres y mujeres que se esfuerzan por ganar un euro, pero haciéndolo de la mejor manera posible”. El presidente ha mostrado su “orgullo” por la mejora de la calidad del sector, manteniendo la inversión, y aumentando las tasas de empleo; y ha asegurado que la innovación ha hecho que se olviden mitos como la “pertinaz sequía” y la consideración negativa de que la región “es tierra agrícola”, una idea que hoy en día es sinónimo de “desarrollo, progreso y bienestar”.

José Manuel Caballero también ha felicitado a Fercam “por la magnífica organización de un evento trascendental” como esta feria, y por los “espectaculares” datos de desempleo de Manzanares.

La feria supera las expectativas

Por su parte, el concejal de Ferias Comerciales y director de Fercam, Pablo Camacho, ha señalado que la feria “había levantado una enorme expectación e interés, y que era un edición de récords que ahora debemos confirmar que no sólo se han materializado, sino que ha sido una feria que ha dinamizado el sector, ha generado un volumen importante de negocio, y ha evidenciado la trascendencia que supone para nuestros pueblos y ciudades el sector primario”.

Camacho ha abogado por aunar esfuerzos entre todas las administraciones públicas para seguir en esta línea, agradeciendo los que ya hacen la Junta de Comunidades y la Diputación de Ciudad Real, y recordando que se solicitará al Ministerio de Agricultura su apoyo para la próxima edición “de forma imprescindible”.

Por último, Pablo Camacho ha anunciado que a partir de mañana mismo la organización se pondrá a trabajar la 59 edición, “ya hay posibles novedades y mejoras que realizar”, explicaba durante la clausura, “estamos en la obligación de continuar, de dar pasos hacia adelante, abriendo fronteras y dinamizando el sector”.

La responsable del Túnel del Aceite y experta en catas, Beatriz Maeso, asegura que en cuestión de calidad, como la variedad virgen extra “no existe otra mejor”

Durante los cinco días que dura la Feria Nacional del Campo en Manzanares, dentro del Pabellón de Muestras se encuentra instalado el ‘Túnel del Aceite’, un espacio donde conocer en profundidad las peculiaridades de este producto del que nuestra región es la segunda productora nacional. Paralelamente, e incluida en la extensa programación de la feria, las catas de aceite han profundizado en la materia enseñando a sus participantes a distinguir unos aceites, de otros.

En concreto, se ha explicado qué es el producto, “porque a veces no saben ni lo que es un aceite de oliva virgen extra”, y cuales son los parámetros a analizar más importantes, destaca Beatriz Maeso, responsable del Túnel y las catas. En este sentido, se han enseñado las distintas fases para hacer correctamente una cata de aceite y se han puesto de relieve los parámetros del producto comparando entre distintos tipos de AOVEs.

Para Maeso, “no existe el mejor aceite, pero sí la mejor calidad: virgen extra”. Dentro de la misma, hay muchas variedades con diferentes caracteres, aromas, y sabores, “y ahí es donde entran los gustos personales para decidir cuál es el mejor”, pues dependiendo de los gustos, se valorarán mejor los que más pican, lo que amargan o los que tienen toques de hortalizas, explica.

El aceite de oliva “es aún más saludable de lo que la gente piensa”, así lo demuestran estudios médicos y científicos que hacen referencia a que es la grasa más saludable “con diferencia”, señala Beatriz Maeso. En esta línea, uno de los grandes diferenciadores de la dieta mediterránea frente a otras rutinas de alimentación es, precisamente, el consumo de AOVEs.

Alta calidad en los aceites de la región

La calidad de los aceites de la provincia y la región es muy alta, algo que ha quedado patente en el V Concurso de AOVE de Fercam, en el que hasta cinco de los nueve premiados pertenecen a Castilla-La Mancha (cuatro de ellos de Valdepeñas, Bolaños y Almagro), adelantando así a las muestras Andaluzas que representan al mayor productor nacional.

En esta quinta edición del concurso a la Calidad de Aceite de Oliva Virgen Extra, el más joven de los concursos de Fercam, han participado 50 muestras aspirantes a conseguir el reconocimiento que esta prestigiosa feria otorga, y que ya es un galardón deseado por los productores para poner en sus etiquetas. Hasta 26 aceites han sido participantes en la categoría frutado verde medio, 15 lo han hecho en frutado verde intenso, y 9 en frutado maduro. Todos pertenecen a 37 empresas nacionales diferentes que confirman la consolidación del concurso dentro de la Feria Nacional del Campo, y que promocionan el aceite junto a las catas comentadas y el túnel del aceite que incluye la programación de la feria.

El concejal de Ferias Comerciales y director de Fercam, Pablo Camacho, espera que los datos sigan mejorándose durante la jornada de clausura.

A veinticuatro horas del cierre de la 58 edición de la Feria Nacional del Campo en Manzanares, Pablo Camacho, concejal de Ferias Comerciales y director de Fercam, asegura tener gran satisfacción por los primeros datos de participación de la feria: “en cuanto a registro en las puertas de acceso, son superiores a los del año pasado a la misma hora”. Lo mismo ocurre con el nivel de negocio, “estamos viendo muchos carteles de ‘vendido’ en todo”, apostilla el edil aludiendo a la maquinaria y vehículos, y sin olvidar las compras de productos agroalimentarios.

Estas primeras sensaciones positivas vienen avaladas por las más de 3.000 personas que intentaban acceder a Fercam desde las ocho de la tarde, cifra que se ha multiplicado durante la noche. El programa de actos de la feria ha conseguido llamar la atención de multitud de personas que, entre otras actividades, han llenado el aforo de todas las catas “para conocer mejor los productos de Castilla-La Mancha”. Camacho espera que en la jornada de clausura los datos vayan a mejorar “aún más”.

En Fercam están representadas 14 comunidades autónomas, algo que también ha atraído a visitantes de diferentes puntos de la geografía española como Murcia, Comunidad Valenciana, Andalucía, Extremadura o Barcelona, “estamos muy contentos de que ésta sea una feria para toda España, y estamos convencidos de que va en buen camino y de que estamos dando pasos agigantados”.

La Feria Nacional del Campo se posiciona como una feria para visitantes profesionales, consumidores, y también como referencia para los menores que aprenden sobre la agricultura y la ganadería, un objetivo marcado y cumplido por el Equipo de Gobierno.

El éxito de Fercam también conlleva un trabajo en materia de seguridad que garantiza el desarrollo de la feria con total normalidad, con cincuenta profesionales trabajando en el dispositivo de seguridad que hoy se ha complementado con el uso de un dron para la vigilancia del recinto y accesos a Manzanares. “Todos los esfuerzos que se hagan para garantizar la seguridad de los visitantes, merecidos están”, concluye Pablo Camacho.

Entre las catas agroalimentarias ofertadas durante la Feria Nacional del Campo, la de corte y cata de jamón ha resuelto las dudas más populares que surgen en torno a este alimento

Agustín Muñoz, director comercial de Jamones Arroyo, y José Naranjo, Cortador de Jamón, han realizado durante la 58 edición de la Feria Nacional del Campo varias catas de jamón que han conquistado todos los paladares. Durante la sesión, se ha explicado desde su proceso de elaboración, sus características y partes, y hasta cómo elegir un buen jamón y realizar su corte.

Para los encargados de la cata, “un jamón debe tener un mínimo de 7 kilos de peso y debe estar completamente cubierto de grasa en partes como la babilla, la cadera y la maza”. El tipo de jamón que más suele gustar es el jamón serrano, seguido del curado y el ibérico, asegura Muñoz, éste último siendo el que “más caché” tiene por lo exclusivo de la raza y su alimentación.

El corte, aseguran, debe ser a cuchillo, adaptándolo a la parte que se está cortando, fino y del tamaño de una tarjeta de visita o algo más pequeño; además se debe cortar a temperatura ambiente y se recomienda maridar con un vino tinto, aunque también se acompaña bien con vino blanco.

En Castilla-La Mancha se lucha por aumentar el consumo de este producto del que la región es la mayor productora en jamón serrano; durante Fercam, además de encontrar varios expositores expertos en este producto, se han realizado varias catas de corte y cata de jamón, que continúan en la jornada de clausura con una última sesión a las 12.00 de la mañana.

Contacta con Nosotros

Calle Miguel Hernandez SN
Manzanares, Ciudad Real 13200
Redacción e informativos: 926 611 775
Mobile: PUBLICIDAD: Contacta con el departamento de publicidad en publicidad@ondamanchafm.com 675 42 47 16