El Ayuntamiento de la localidad ha llevado, excepcionalmente, cinco diseños del museo que lleva su nombre

La apuesta institucional de Manzanares para la edición de la Feria Internacional de Turismo – FITUR- se ha centrado en la obra del diseñador manchego Manuel Piña, uno de los modistos más importantes de España, máximo impulsor de la Pasarela Cibeles y de la Marca España. La ciudad inauguró un museo dedicado a su obra en 2007 que hoy ha puesto en valor el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, durante su presentación en FITUR.

Nieva ha destacado que el modisto manzanareño fue “el diseñador de La Movida”, y ha recordado que “con tan sólo 11 años trabajó como aprendiz en un almacén de telas de Manzanares, su pueblo natal. Desde ese momento y hasta el final de sus días, estuvo vinculado al mundo textil: en un primer momento, como dependiente y comerciante, y más tarde, como diseñador de moda”

Manzanares rinde homenaje a la obra y figura del diseñador con el museo que alberga la colección personal del creador, que donó la familia Piña Nieto-Márquez en 1994 tras el fallecimiento del mismo, y en el cual se muestra su legado junto a las donaciones de amigos, colaboradores y clientes suyo. Este museo, reclamo turístico de la localidad, cuenta a través de sus diseños la evolución del diseñador, desde la creación de la Federación del Prêt-à-Porté español, la creación de la Pasarela Cibeles (actual Madrid Fashion Week), la creación del Centro Superior de Diseño de Madrid y el impulso de la etiqueta “Moda España”.

“El centro de su obra fue la mujer y lo femenino. Señaló como su musa a la mujer manchega de posguerra, fuerte y ruda, trabajadora y madre, y vestida siempre de negro, un color que estuvo presente a lo largo de todas sus colecciones”, subrayaba el primer edil durante su discurso de presentación; y es que la fuente de inspiración de su etapa creativa fueron La Mancha y su folclore, al igual que las tradiciones del sur en general.

Julián Nieva ponía punto y final a su intervención, antes de comenzar el desfile de las obras de Piña, asegurando que “Con este museo, Manzanares completa una propuesta museística de primer nivel. Cumplimos 10 años; hoy Manuel Piña vuelve a Madrid. Me jura que su vida no ha podido ser más que así”. El museo de Manuel Piña, ubicado en el Centro Cultural Ciega de Manzanares, en calle Virgen del Carmen número 14, tiene entrada y visitas gratuitas, además de servicio de visitas guiadas para grupos, previa reserva.

La presentación del consistorio manzanareño en FITUR comenzaba con un dinámico vídeo sobre el museo y la ciudad, y ha finalizado con una interpretación en directo relatando la historia del modisto y un desfile de cuatro de sus diseños, además de una cata de cuatro vinos de bodegas locales y queso, que pone en valor la calidad de la industria agroalimentaria de Manzanares. El presidente de la diputación, José Manuel Caballero, ha disfrutado de la presentación junto a Julián Nieva y ha aplaudido los modelos de Piña.

Tres modelos han desfilado sobre el escenario del stand de Castilla-La Mancha vestidas con prendas icónicas del modisto

El que fuera precursor de la Pasarela Cibeles, Manuel Piña, seguramente sentiría orgullo al volver a ver sus diseños desfilar en la misma ciudad en la que los puso en escena al crearlos. Durante la Feria Internacional de Turismo de Madrid, FITUR, el Ayuntamiento de Manzanares -representado por su alcalde, Julián Nieva- ha organizado un pequeño desfile homenaje para promocionar la oferta museística de la ciudad, en la que destaca el museo dedicado a la obra del diseñador.

Sobre el escenario, el diseño “Falda Manchega” de 1988. Esta obra de Piña, inspirado en el folclore, está realizada ene l tejido típico del traje regional manchego; ésta es una obra por la que el diseñador manzanareño tenía predilección y la llevó a varios desfiles internacionales.

En Mitsokoshi, Japón, ese mismo año creó el vestido “Made in Spain” / “Bandera Española”, una clara reivindicador de la industria española y de la marca España fuera de nuestras fronteras.

Otro de los grandes diseños que han salido excepcionalmente del museo de Manzanares para deslumbrar en FITUR ha sido el “Retor de algodón pintado al óleo”, un diseño pintado a mano por Juan Gomila, de su colección “el algodón y el arte” de 1984. Además de su decoración de pintura abstracta, destaca el diseño casi escultórico que lo convierte en una verdadera obra de arte.

El último de los diseños de la representación elegida ha sido el “Vestido de novia”, de color negro y que le recordaba a su infancia y juventud en la Manzanares rural de los años 50 y 60; realizado en encaje, cuenta con una larga cola formada por volantes serpenteantes armados con aros rígidos, influenciados por el folclore español y la típica bata de cola andaluza.

Entre el público asistente, sorprendido por la belleza de los diseños, también se encontraba Lola Piña, uno de los pilares de la carrera profesional de Manuel Piña, quién se ha mostrado emocionada por “volver” junto a los diseños de su gran amigo.

Los perros fueron mayoritarios en la bendición de animales celebrada a las dos de la tarde

Las fiestas de San Antón culminaron este miércoles, festividad de San Antonio Abad, con la tradicional procesión en la que el santo protector de los animales recorrió las calles de Manzanares. A la cita acudieron mascotas tan variopintas como perros, conejos, tortugas, un poni y la cierva ‘Gisela’. También desfilaron miembros de la peña caballista a lomos de sus corceles. El alcalde, Julián Nieva, encabezó la representación de autoridades y expresó el apoyo municipal a estas tradiciones tan arraigadas en la localidad.

Tras una mañana de niebla, el día quedó resplandeciente para dar vistosidad a los actos con los que culminaron las fiestas de San Antón. A las dos de la tarde, decenas de personas acudieron a la ermita del santo para darle junto a sus mascotas las tradicionales tres vueltas y que éstas recibieran la bendición a cargo del párroco de la Asunción, Luis Gallego. Predominaron perros de todo tipo de razas, pero también hubo llamativos gatos siameses, cobayas, tortugas y un poni.

Por la tarde, la imagen del santo salió en procesión a las cinco para recorrer el itinerario habitual de cada 17 de enero por las calles Jesús del Perdón, Lope de Vega, Toledo, Reyes Católicos, Mayorazgo, Cristóbal Colón y San Antón. En la comitiva participaron representantes de las diferentes hermandades religiosas, niños y niñas con traje manchego; la mayorala, ayudaora y motrilillas de las fiestas con su indumentaria tradicional; y la banda de música ‘Julián Sánchez-Maroto’.

En la procesión del patrón de los animales no faltaron participantes con sus mascotas, mayoritariamente perros, aunque también hubo algunas muy curiosas, como minúsculas tortugas, un conejo, un poni y la habitual cierva ‘Gisela’, de un vecino de Argamasilla que suele acudir a esta cita desde que hace doce años nació tan peculiar acompañante. También desfilaron cerca de una veintena de jinetes y amazonas sobre sus cabalgaduras tras dos carros, el primero de ellos de tipo faetón bis a bis tirado por dos preciosos caballos frisones.

Julián Nieva, alcalde de Manzanares, presidió la comitiva que acompañó a San Antón y resaltó la labor que realiza su cofradía. Además, manifestó el compromiso del Ayuntamiento con fiestas como ésta que forman parte de las tradiciones y son señas de identidad de la ciudad. La directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, que además es la secretaria de la Cofradía de San Antón, también participó junto a las autoridades.

Gabriel Caballero, hermano mayor de la Cofradía de San Antón, hizo una positiva valoración de esta edición de las fiestas, que comenzaron el día 14 con el concurrido pregón del geólogo Pedro Rincón Calero. También hubo gran ambiente en la noche del martes con motivo de la hoguera ante la ermita. La concurrencia a las fiestas fue tal que en la misma noche del martes se agotaron los más de 5.000 cochinillos de pasta que la cofradía puso a la venta.

Caballero resaltó, además del apoyo municipal, el que está dando en las últimas ediciones el vecino colegio de Don Cristóbal, con diferentes actos en los que participa su alumnado, como un maratón fotográfico en relación con el santo y con los animales, juegos populares y un recital de poesía. También habrá una carrera solidaria el próximo sábado en los paseos del Río a beneficio de ‘Save the Children’.

El joven David G.L., de 27 años, que fue apuñalado el pasado 5 de enero en un bar de Villanueva de los Infantes ha recibido el alta médica del Hospital de Manzanares en el que estaba ingresado desde la agresión, en tanto que el otro agredido continúa en la UCI del Hospital de Ciudad Real.
   Según han informado a Efe fuentes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Pedro José S.M., de 36 años, continúa en la UCI del Hospital General Universitario de Ciudad Real debido a la gravedad de las heridas que sufrió al ser apuñalado.
   Este herido fue intervenido de urgencia en el Hospital de Valdepeñas por las heridas que tenía en el bazo y después fue derivado al Hospital de Ciudad Real.
   David G.L. también fue llevado inicialmente al Hospital de Valdepeñas, desde el que fue derivado al Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares, donde fue intervenido de una herida en el costado y en el que ha permanecido ingresado hasta que ha recibido el alta hospitalaria.
   Ambos fueron apuñalado la tarde-noche del 5 de enero cuando se encontraban en un bar de Villanueva de los Infantes por Julián C.G., de 49 años, al igual que ellos vecino de esta localidad, que está en prisión como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.
Página 1 de 276

Contacta con Nosotros

Calle Miguel Hernandez SN
Manzanares, Ciudad Real 13200
Redacción e informativos: 926 611 775
Mobile: PUBLICIDAD: Contacta con el departamento de publicidad en publicidad@ondamanchafm.com 675 42 47 16